Abraza tu cerebro más emocional

Tras un trauma la energía está enfocada en suprimir el caos interno a costa de no poder disfrutar de manera espontánea nuestro entorno directo.

Si te sientes asustada, el cerebro se especializa en tratar de gestionar las sensaciones de miedo y abandono.

Si te sientes segura y querida, el cerebro dispone de recursos para explorar, jugar, cooperar.

El reto está en poder conocernos mejor y ser soberana de nuestras sensaciones internas y emociones, atreviéndonos a percibirlas, identificarlas, nombrarlas.

El cambio empieza cuando aprendemos a abrazar a nuestro cerebro emocional y nos hacemos más dueñas de nuestra rica vida interna.

Texto inspirado por el libro “El cuerpo lleva la cuenta”, de Bessels van der Kolk.

Rosario e. Jiménez

Deja un comentario

Abrir chat
1
10 H AM a 8 H PM L a V
¡Hola!
Si estás ya preparad@ para rehacer tu vida... Contáctame.